Plantas y Personas

Cuando cuidar a los polinizadores es literalmente materia de cuidado personal

La polinización manual es sorprendentemente común en la producción de cultivos comercializados globalmente, incluyendo algunos de gran importancia económica.

Podrás pensar que los polinizadores son abejas y mariposas, pero para muchos cultivos son humanos. La revisión publicada en la revista Ecología Básica y Aplicada por Annemarie Wurz y colaboradores, presenta evidencia sobre el uso de polinización manual en veinte cultivos.

Según Wurz y colaboradores, la principal razón para realizar la polinización manualmente es la falta de polinizadores. Los autores explican que en el caso de la vainilla (Vainilla planifolia) los exploradores españoles se llevaron la planta desde México a Europa pero no sus polinizadores naturales. Un esclavo, llamado Edmond Albius, desarrolló un método para polinizar plantas manualmente. Este método continúa siendo usado en Madagascar, donde muchos pequeños agricultores dependen de la producción de vainilla.

Manual de polinización. Imagen:Canva.

También mencionan la palma datilera (Phoenix dactylifera). Este árbol es una planta con formas masculinas y femeninas. Dado que las palmas masculinas no producen dátiles, pueden ser eliminadas en favor de las plantas femeninas. Sin embargo, se necesitan algunas palmas masculinas para que prevengan la polinización y el fruto logre se desarrolle. “La polinización de la palma datilera es a menudo considerada un ritual, una demostración de fuerza, de amor propio y de habilidad de los hombres que realizan este trabajo, lo que la vuelve una práctica culturalmente importante”, escriben Wurz y sus colegas. Trepar a una palma datilera a polinizar manualmente es una actividad peligrosa y constituye un problema de salud y seguridad.

En otros lugares, el uso de pesticidas y la introducción de abejas mieleras menos eficientes, han disminuido las poblaciones de polinizadores naturales. En Brasil, el fruto de la pasión ha sido afectado por la disminución en el número de abejas carpinteras. Como consecuencia, la polinización manual ha advertido los costos de producción en un 12%. Una forma de reducir los costos de polinización manual podría ser desarrollada nuevas tecnologías. Aunque los autores hacen notar que a menudo se utiliza otra opción — la polinización realizada por trabajadores mal pagados, posiblemente niños, y en precarias condiciones laborales.

“Por lo tanto, la polinización manual debe estar acompañada de estándares socio-ecológicos que incluyen tanto la protección de los polinizadores naturales como maneras de asegurar prácticas de trabajo seguras y justas”, dice el Profesor Ingo Grass de la Universidad de Hohenheim a través de un comunicado de prensa.

Annemarie Wirz, una agroecóloga de la Universidad de Göttingen y autora principal de este estudio agrega: “Donde la polinización natural esté disponible o pueda ser recuperada, debe ser la prioridad, dado que es la opción más eficiente, costo-efectiva y amigable con la biodiversidad”.


Traducción al español por Lorena Marchante

Español
A %d blogueros les gusta esto: